La realidad aumentada (AR) es la integración de la información digital con vídeo en directo o el entorno del usuario en tiempo real.

Nuestro flujo de vídeo en tiempo real requiere 3 sencillos pasos:  

  1. Reconocimiento: Reconocimiento de una imagen, un objeto, un rostro o un cuerpo.
  2. Seguimiento: la localización en tiempo real en el espacio de la imagen, objeto, la cara o el cuerpo.
  3. Mezcla: Superposición de un medio de comunicación (video, 3D, 2D, texto, etc …) en la parte superior de esta imagen, objeto, cara o el cuerpo.

 

El proceso de estos tres pasos toma menos de 40 ms para que coincida con la fluidez ojo humano de 25 imágenes por segundo. Potentes algoritmos necesitan ser aplicados y la investigación está avanzando continuamente para desarrollar cada uno de estos tres procesos impulsados por los crecientes rendimientos de los equipos y dispositivos.

¿Cómo funciona la realidad aumentada?

La visión por un computador es en sí mismo un alto consumo de CPU pero mayor es la potencia disponible, mejor es la sofisticación del algoritmo para la experiencia de uso mejorada.

Además, con la utilización de progresión rápida de los captores, tales como GPS, brújula, giroscopio, termómetros, velocímetro, la suma de la información recopilada puede utilizarse para enriquecer aún más y aumentar la experiencia de los usuarios en un contexto actual.